jueves, 29 de septiembre de 2011

Puerta de la Misericordia: a oscuras, sin vigilancia y ahora ¿será cerrada?


María Luisa López
Santo Domingo/Listindiario

En Youtube han colgado un video en el que se observa la Puerta de la Misericordia, o Puerta del Conde, con unas cadenas. LISTÍN DIARIO se trasladó al lugar donde se observan unos afiches diciendo que “a partir del sábado primero de octubre será cerrada la Puerta de la Misericordia”.

Los vecinos del entorno se preguntan cuál será el objetivo del cierre del monumento.

La respuesta debería estar en las manos de la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental. Pero al ser consultado el organismo, la sorpresa fue que ellos desconocen que se vaya a tomar esta medida y la razón que la motiva.

La información de los afiches, al final firmada por puertamisericordia@gmail.com, ha causado revuelo entre algunos residentes de la Zona Colonial.

Señalan que el fin de semana pasado la puerta fue sellada con cinta, que luego le fue quitada pero “no saben quién puso las cintas ni quién las quitó”.

Además de que el monumento pueda ser cerrado. Hay otras inquietudes sobre el lugar entre los vecinos: el descuido que muestra la Puerta de la Misericordia, la poca vigilancia en la zona, la falta de iluminación en las noches y la delincuencia que aumenta cada día, son de las principales quejas.

Domingo Nova, quien vive próximo al lugar hace más de 13 años, explica que hace mucho tiempo que no hay vigilancia fija, por lo que, constantemente, hay muchos atracos.

La oscuridad reina en las noches y muchos temen que incluso haya un punto de traspaso de sustancias prohibidas allí.

NO HAY PERMISO
De su lado, Edda Grullón, de la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental, aclaró que esa institución no tiene conocimiento alguno de que la puerta será cerrada.

“Ninguna institución nos ha comunicado interés de cerrar la Puerta de la Misericordia y cualquier intervención que se haga debe estar firmada por nosotros”, dijo Grullón.

Al referirse al deterioro del monumento, Grullón añadió que la Dirección de Patrimonio Monumental tiene el interés de remodelar pero que no cuenta con los fondos suficientes para darle mantenimiento.

“Hay un problema, la oficina de Patrimonio Monumental, tiene una gran responsabilidad, sin embargo, no tiene los recursos ni el personal suficiente, esa es una realidad”.

El hecho de no tener vigilancia fija en el lugar, Grullón dijo que no es un caso particular con relación a otros monumentos del país, y señala que son muy pocos los monumentos que tienen vigilancia completa.

“Tenemos un personal mínimo de vigilancia pero no alcanza para los monumentos que más lo requieren. Para eso está la Policía Comunitaria y Politur que son quienes están todo el tiempo rondando por esas áreas”, especificó Grullón.

También dijo que a la puerta se le está dando mantenimiento con la ayuda del Ayuntamiento del Distrito, pero que el problema de los hierros oxidados es por la cercanía del mar a estos monumentos y que, por lo tanto, exige un mantenimiento pero que ellos no tienen las condiciones para dárselo.

Explicó que, sin embargo, existen otros problemas que tiene la zona como la frecuencia de expendios de bebidas alcohólicas y que entiende deben ser regularizados por las autoridades, ya que constantemente los vecinos se quejan del alto volumen de la música.

“Otro problema es el uso de sanitarios públicos en este tipo de negocio, las autoridades deben exigirles el proveer los servicios sanitarios obligatoriamente, porque las personas que van y toman bebidas ahí se orinan y hacen sus necesidades en los monumentos” señaló.

Un poco de historia sobre la puerta de la Misericordia

Este monumento o también denominada en principio "Puerta de Santiago" o "Puerta Grande", fue la primera puerta de la ciudad de Santo Domingo.

Marca la entrada a la calle El Conde y la Ciudad Colonial en Santo Domingo, República Dominicana, forma parte de un grupo de murallas erigidas desde el siglo XVI. De Bry, quien acompañaba al pirata Francis Drake, poseía planos y dibujos en los cuales se podían identificar tres puertas importantes.

La Puerta de La Misericordia para aquel entonces se encontraba artillada, también se le llamó La Puerta Cerrada, La Puerta Grande, luego pasó a ser la Puerta del Conde, en nuestros días, ha sido llamada Altar de la Patria y al Oeste estaba la llamada Puerta de Lemba.

Temporalmente, esta puerta sirvió de frontera entre la parte sur de la ciudad y los barrios o concentraciones semirurales del siglo XVI. Se convirtió en baluarte en 1568. Se la recuerda históricamente como el lugar donde Ramón Matías Mella disparó su famoso trabucazo, la noche del 27 de febrero de 1844, siendo este uno de los gestos independentistas de mayor envergadura.

Según su historia, en el período colonial, esta puerta servía como acceso a la gran sabana del sur, y conectaba con el fortín de San Jerónimo y las minas de oro en Haian.

La Puerta de la Misericordia es de un estilo renacentista. Según algunos, su nombre se debe a que después de un fuerte terremoto en el año 1842, sirvió como punto de encuentro para pedir misericordia a Dios.