martes, 17 de agosto de 2010

Labios vaginales grandes..

Fuente:sexologia.net

Los labios vaginales menores cumplen la función de proteger el orificio vaginal cuando se abren las piernas. El tamaño en cada mujer varía, en algunas casi no existen y en otras, son extensos y carnosos, a menudo asimétricos.

Durante la excitación sexuales es los labios vaginales menores se llenan de sangre, se hinchan y se ponen muy rojos u obscuros. Su tamaño puede reducirse con una cirugía reductora de labios vaginales.

La cirugía de labios vaginales, además de reducir el tamaño de los labios vaginales, se mejora su forma para darle una apariencia más estética a la vagina. Pero también se realiza para algo más importante: para reducir el dolor durante el sexo o durante la práctica de ciertos deportes como el ciclismo.

Esta cirugía deja algunas cicatrices diminutas, casi imperceptibles, y tampoco afecta la sensibilidad. Esta cirugía no ocasiona ni tampoco cura ninguna disfunción sexual.

Existen tres diferentes técnicas:

- Reducción de labios vaginales: es la más simple y más pedida por las pacientes.

- Labioplastía: preserva parte de la piel exterior, quitando la piel localizada en el interior de los labios.

- Reducción de la cabeza del clítoris: la piel superflua que sobresale del clítoris se puede quitar quirúrgicamente.

Durante las primeras horas después de esta cirugía es normal que se produzca un sangrado, por lo que es recomendable que la paciente se quede un mínimo de cuatro horas después de la cirugía.

Las suturas se disuelven solas, y puedes retomar tu vida sexual después de una semana en el caso de una reducción de labios, y después de cuatro si te hiciste una labioplastía.