jueves, 2 de mayo de 2013

Alimentos que provocan hinchazón en la barriga y gases .

La origen de la barriga saliente puede ser muchas; desde una herencia de familia, problemas hormonales, retención de líquidos, sobrepeso hasta la mala postura. La ingestión de determinados alimentos también puede llevar a la distensión abdominal y dejarte con la sensación de que no cabes en las propias ropas.
Para evitar este incomodo, lo mejor es apostar en una alimentación equilibrada y evitar alimentos que formen gases como frijoles, frituras, panes, enlatados, comida grasa y exceso de sal. Conozca, a continuación, los alimentos enemigos del vientre plano y porque debes evitar comerlos:

Pan blanco y masas: este tipo de alimento es preparado con harina refinada, un carbohidrato que lleva a la fermentación y producción de gases, lo que provoca barriga. Prefiera comer panes integrales, ricos en fibras.
Azúcar: la sacarosa desequilibra la flora intestinal haciendo que las bacterias beneficiosas se reduzcan y que las perjudiciales se proliferen con más facilidad, lo que puede llevar a la hinchazón en la barriga. El exceso de azúcar también es transformado en energía de reserva y aumenta la cantidad de grasas abdominal.
Bebida alcohólica y refrescos: el primero aumenta la permeabilidad de la mucosa del intestino, provocando desequilibrio en la flora intestinal, aumentando el volumen abdominal. Por otro lado, los refrescos, debido a la cantidad de agua y azúcar, hinchan la barriga, prefiera agua o zumos naturales.
Repollo y coliflor: cuentan con compuestos sulfurados capaces de aumentar la producción de gases e hinchazón abdominal.
Frijoles: algunos carbohidratos presentes en este grano son metabolizados por las bacterias presentes en la parte baja del trato digestivo y puede causar gases y flatulencia. Lo mejor es consumirlo moderadamente, no elimine de tu dieta, porque los frijoles tienen gran valor nutricional.
Lacticinios: quien tiene intolerancia a lactosa, puede tener flatulencia y diarrea. Lo mejor es la leche de cereales a base de quínoa y arroz, leche de semillas como sésamo o girasol y de oleaginosas, como leche de almendras o extracto de soja....Fuente:nutricion.pro