lunes, 13 de octubre de 2008

Cadáveres putrefactos de anciana dominicana y su hijo encontrados en apartamento del Alto Manhattan

NUEVA YORK./ElnuevoDiario_ Los cadáveres en estado de descomposición de una anciana dominicana de 90 años y su hijo de 50, fueron encontrados por la policía de homicidios en el apartamento en el que residían en el 712 de la calle 176 entre las avenidas Broadway y Forth Washington del Alto Manhattan. Se cree que la mujer murió de inanición (hambre) por la falta de cuidados.
Al cierre de esta crónica, las autoridades no habían identificado a los muertos debido a que por ley, primero se debe notificar a los familiares, además de que en la Oficina del Médico Forense se le harían las autopsias a los cuerpos en la mañana de hoy lunes.
Una vecina que rehusó identificarse dijo que la anciana y su hijo al parecer, murieron hace unos 8 días, pero fue el fuerte y fétido olor de los cadáveres lo que alertó a los vecinos del edificio sobre que “algo olía mal” en la vivienda por lo que decidieron llamar al 911, número de emergencias para notificar a las autoridades.
La policía y el forense enviaron personal con ambulancias a la escena y oficiales vistiendo trajes blancos de protección y guantes subieron al inmueble para posteriormente autorizar el “descenso” de los cadáveres de la anciana y su hijo que fueron transportados al forense en bolsas plásticas negras.
Otra vecina de los muertos que rehusó dar su nombre explicó que fue ella quien llamó al 911 cuando escuchó desesperados gritos de la anciana inválida clamando por ayuda ante un posible ataque cardíaco sufrido por su hijo.
El era quien la cuidaba y la alimentaba, pero al fallecer primero y nadie haberse enterado en los primeros días, la anciana pudo haber muerto de hambre, según la teoría preliminar de las autoridades policiales.
El detective Sweny de la Oficina de Prensa del Departamento de Policía dijo esta madrugada a este reportero que lo único que se ha podido comprobar hasta el momento es que no hubo manos criminales en las muertes de la anciana dominicana y su hijo.
Insistió en que la uniformada no podía identificar a los occisos hasta después que se notificara oficialmente a sus parientes o se concluyan las autopsias.
Añadió que tampoco podía dar a conocer el número del apartamento.
Las autoridades entraron al apartamento alrededor de las 6:00 de la tarde de ayer domingo. En la vivienda sólo residían ellos.


Autor: Miguel Cruz Tejada