sábado, 26 de octubre de 2013

Knismolagnia, orgasmos por cosquillas.

Las cosquillas son una sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo cuando son ligeramente tocadas, que consiste en cierta alteración “desagradable” que suele provocarle a uno involuntariamente la risa. También puede producirse cuando se ejerce presión en dichas zonas, y especialmente cuando es de parte de otra persona con un vínculo afectivo.
Pero, aunque usted no lo crea, las cosquillas pueden también convertirse en un elemento más de los juegos eróticos, estimulando las mismas zonas responsables del placer. Por ello en las mujeres, dándose la situación correcta, puede llevarlas al clímax. Las zonas más indicadas, las más vulnerables a las cosquillas, son distintas en cada persona. De eso también se trata el juego, de conocer y descubrir las debilidades de la otra persona.

A esta interesante y sorprendente actividad erótica, en la cual sus participantes experimentan excitación a partir de hacer o recibir cosquillas con las manos y/o diferentes elementos (plumas, cepillos, paletas, varas, etc.), se la denomina “Knismolagnia“.
Muchos sexólogos han señalado que las cosquillas pueden llegar a ser un juego muy divertido en las parejas, y con un sinfín de posibilidades que se tiene que ir descubriendo poco a poco. Sin embargo, las axilas, las costillas, los muslos, el vientre, la parte posterior de las rodillas, las palmas de las manos y las de los pies, son zonas del cuerpo cuya estimulación mediante cosquillas produce la risa y la excitación con mayor facilidad. ¿Qué esperas? ¡Ve a hacerle cosquillas a tu pareja!....Fuente:sexologia.net

No hay comentarios: