miércoles, 22 de julio de 2009

Tras la muerte de ayer, Bonao amanece bajo agua, con árboles derribados y el comercio y el transporte paralizados


Bonao/Deybidania Rodríguez.- Los aguaceros registrados en las últimas horas han provocado el derribo de árboles y tendido eléctrico, lo que dificulta el tránsito en la provincia Monseñor Nouel, donde por segundo día consecutivo se lleva a cabo una huelga convocada por organizaciones populares y que ayer dejó un muerto y varios heridos. El panorama general en esta provincia es de familias evacuadas, el comercio cerrado en un cien por ciento y una mañana de intensas lluvias.

En el paraje El Mango de Pepe, en la autopista Duarte vieja, el tránsito está obstaculizado por los árboles y alambres del tendido eléctrico derribados.

En tanto que, en la comunicad Los Platanitos, algunas personas fueron evacuadas por la crecida del río Yuna y llevadas a casas de familiares.

Pese a la situación climatológica, donde el país está siendo afectado por una activa onda tropical, los convocantes del paro advierten que en el día de hoy continuarán las manifestaciones.